follow

Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://fiorellafeeds.com/2017/10/10/maria-nada-tienes-de-gracia">
Instagram

María, nada tienes de gracia

María, nada tienes de gracia

Las últimas 3 semanas han pasado rápido, pero irónicamente han sido los días más largos y desafiantes de mi vida.

Me he concentrado en los aspectos positivos de cada día, rescatando lo lindo y descartando lo negativo. Aproveché los momentos de ocio para escuchar y observar a las personas que me rodean, cada una compartiendo sus historias mínimas.

Estas son algunas de las frases curiosas que he recogido en las últimas semanas:

Una señora mayor le pregunta a su sobrina por su embarazo, y antes de que responda, le exige: “por favor, por nada del mundo la llames María, y se ríen juntas”.

“¡Cómo me encanta la espuma del café recién hecho!” exclama la barista de un coffee shop de San Patricio, a lo que una cliente le responde: “La felicidad está en las cosas pequeñas”.

María fue devastadora, implacable y destructora, pero no fue lo suficiente para aplacar la fortaleza de los puertorriqueños, gente hermosa y guerrera, que he tenido el placer de conocer en esos dos años de mi estadía en Puerto Rico.

Desde hace dos años estoy establecida en la isla, estudiando una maestría en periodismo digital y viviendo el estilo de vida isleño, diferente a la caótica Caracas, mi ciudad natal.

Si tuviera que describir a Puerto Rico, diría que es una isla de sonrisas constantes, (en la fortuna o en la adversidad), de gente valiente, de hermosas playas, de infinitos cielos azules, sol radiante y mucho pero mucho verdor.

En lo personal, me considero ciudadana del mundo, no creo en fronteras limitantes, pero debo decir que esta isla me ha acogido con los brazos abiertos, dándome la sensación de sentirme una partecita boricua.

Ver la isla destruida es muy fuerte, pero es una realidad que tenemos que aceptar para lograr sacar lo mejor de esta situación, y ver las oportunidades que afloran.

A tres semanas del huracán Puerto Rico se encuentra sin luz en un 85% de su territorio, aunque suene extraño, estoy en proceso de adaptación a una vida sin tantas distracciones, donde uno aprende a valorar lo que tenemos y despojarnos de todo lo superfluo, lo abundante y lo innecesario.

Como reflexión final, a veces no se puede evitar la realidad, aunque son días muy duros, trato de pensar que en los momentos de crisis afloran las mejores oportunidades, donde la felicidad se refleja en los pequeños detalles.

 

Vive, joder, vive.

Y si algo no te gusta, cámbialo.

Y si algo te da miedo, supéralo.

Y si algo te enamora, agárralo.

Tengo que, nunca es un buen comienzo. No
hagas nada que empiece por estas palabras.

Quiero/amo/me flipa/voy/puedo, es la mejor
manera para construir tus frases, tus días

y toda tu vida.

[Patricia Benito]